LOS DERECHOS COMO MECANISMOS DE RESISTENCIA AL PODER LA PLURINACIONALIDAD Y LOS DERECHOS INDÍGENAS DESDE EL MOVIMIENTO INDÍGENA ECUATORIANO.

Johanna Romero Larco

RESUMEN

A partir de la relación de los elementos estructura del Estado y derechos sociales, proponemos un análisis distinto al tradicional, que entiende en un sentido unidireccional, que los derechos sociales están determinados por la estructura de poder. Nuestra propuesta plantea la posibilidad de que los derechos pueden no ser capturados por el poder estatal, sino, a través de ellos mismos, poner en crisis la propia estructura del Estado.

La propuesta de este trabajo es evaluar, a partir del caso ecuatoriano, si la incorporación de derechos económicos, sociales y culturales de los derechos de pueblos y nacionalidades indígenas, es posible encontrar alguna vía de restructuración del Estado y una ruptura al modelo clásico de concentración del poder. A través de las tesis del Estado Plurinacional, es que queremos sugerir una lectura más amplia de los derechos como herramientas que permitan no solo limitar al poder, sino desconcentrarlo.

PALABRAS CLAVE: Estado Plurinacional, Plurinacionalidad, derechos económicos, sociales y culturales, estructura del Estado, movimiento indígena.

ABSTRACT

Based on the relationship between the elements State structure and social rights, we propose a different analysis from the traditional one that understands in an unidirectional way that social rights are determined by the power structure. Our proposal raises the possibility that rights may not be captured by State power, but through themselves, putting into crisis the very structure of it.

The proposal of this paper is to evaluate, from the Ecuadorian perspective, whether the incorporation of economic, social, and cultural rights of the rights of indigenous peoples and nationalities is possible to find some way of restructuring the State, and produce a rupture to the classic model of concentration of power. Through the thesis of the Plurinational State, we want to suggest a broader reading of rights as tools that allow not only to limit power, but also to defuse it

KEY WORDS: Plurinational State, plurinationality, economic, social, andcultural rights, structure of the State, and indigenous movement

INTRODUCCIÓN

En un trabajo reciente que revisa los dos siglos de Constitucionalismo en América Latina3 (1810-2010), Roberto gargarella afirma que todo proceso de reforma legal que ha acontecido durante este período ha supuesto una convivencia -aunque sea transitoria- del Derecho vigente con aquel que se incorpora. Tal convivencia, agrega gargarella, no es pacífica, y menos aún supone una adaptación temporal y progresiva de uno y otro derecho, sino que siempre se produce en una continua tensión e imposición de uno sobre otro.

En materia constitucional, y de manera más específica en e ámbito de las reformas constitucionales, la tesis de Gargarella sostiene que en el contexto latinoamericano, la relación derecho vigente-reforma es asimismo conflictiva, pero además, el Derecho vigente, que resulta del pacto conservador-liberal, va a terminar por imponerse ante cualquier reforma o injerto que suponga alguna tensión o disminución de poder de ese primer pacto.

Característica de ese modelo de constitucionalismo conservador, según Gargarella, es la concentración del poder en el Ejecutivo, una forma de presidencialismo atenuado que, en tanto confiere cada vez más poderes al Ejecutivo, desplaza progresivamente al poder Legislativo.

En un análisis que vincula los contenidos constitucionales y el contexto socio-político que se desarrolló en América Latina desde mediados del siglo XX, el autor pone de manifiesto la progresiva incorporación de los derechos sociales en el ámbito del constitucionalismo latinoamericano, a lo que cataloga como una forma de constitucionalismo de corte más radical, en el sentido de más democrático. No obstante ello, en un contexto en donde el Derecho vigente es de tinte conservador, pero además renuente a las demandas sociales, el resultado es que esos derechos sean leídos en clave conservadora.

Las razones que explicarían esa lectura sesgada de los derechos, están –según gargarella- en la tensión que se da entre los derechos económicos, sociales y culturales, por un lado, y el poder, por el otro, que en Latinoamérica se traduce en presidencialismo.

En consecuencia, el presidencialismo se impone a los derechos, en la medida que estos últimos se constituyen en una limitación al poder, por lo que el Ejecutivo tiende a contenerlos, dando como resultado el deterioro en los derechos económicos, sociales y culturales.

Visto así, este posible fracaso de los derechos sociales en el Constitucionalismo Latinoamericano responde a que si bien existe un pliego de derechos, que ha ido incrementándose progresivamente en las Constituciones de los Estados latinoamericanos, la estructura del poder se mantiene intacta.

Lo que gargarella denomina como “Sala de Máquinas de la Constitución”, en donde se configura la estructura del Estado, no sigue la misma dinámica progresista de la parte dogmática, sino una vía totalmente contraria; la concentración. Así, aunque se amplíen los derechos, y la “Sala de Máquinas” siga intacta, no hay posibilidad de éxito de los primeros, su lectura seguirá siendo fiel al pacto liberal-conservador y difícilmente podrá significar un límite al poder.

En este orden de ideas, gargarella afirma que en gran medida el presidencialismo, que es característico de Latinoamérica, se constituye en uno de los factores que explican no sólo las graves crisis institucionales en la región, sino principalmente las graves afectaciones a los derechos sociales. De suerte que, aún en un contexto en donde el catálogo de derechos ha tendido a incrementarse, las amplias facultades del Poder Ejecutivo son factor de trasgresión a esos derechos. La tensión entonces se da entre derechos sociales y presidencialismo.

1. La propuesta metodológica

A partir de la lectura anterior, es posible encontrar en las reformas constitucionales más recientes de la región, tales como Venezuela (1999), Ecuador (2008) y Bolivia (2009), un claro ejemplo de lo que gargarella menciona como una desatención en la “Sala de Máquinas”, y una excesiva preocupación por la declaración de derechos, cuando, según menciona, la salida estaría en dar igual o mayor atención a la estructura del Estado por sobre los derechos sociales, si lo que pretendemos es que estos últimos triunfen.

Se trata entonces de una tesis que mira a los derechos como sometidos o dependientes de la organización del poder, y no sólo en una simple interconexión entre la parte orgánica y dogmática, de forma que el triunfo o fracaso de los derechos depende de qué tanto se mueve la “Sala de Máquinas.” Se trata de una lectura que sostiene una sola vía de incidencia, el poder sobre los derechos, pero además circunscripta en la norma y en el Estado. En esta lectura no hay, o no es relevante para el autor, una incidencia en la dirección contraria, los derechos no podrían modificar la estructura del Estado con la misma intensidad que sobre ellos se genera, ni hay una posibilidad de tensión por fuera del Derecho, en una instancia no estatal. Es aquí donde consideramos que es posible plantear otro análisis, una posibilidad de mirar en los derechos como potenciales factores de resistencia al poder estatal y no estatal.

Utilizando la misma relación que propone el autor, estructura del Estado-derechos sociales, proponemos un análisis distinto de tal relación, en la que se evalúe si, contrario a lo que opina gargarella, los derechos pueden no ser capturados por el poder estatal, sino a través de ellos mismos poner en crisis la propia estructura del Estado.

La propuesta de este trabajo es evaluar, a partir del caso ecuatoriano, si la incorporación de derechos económicos, sociales y culturales de los derechos de pueblos y nacionalidades indígenas pueden significar en alguna manera una reestructuración del Estado y una ruptura al modelo clásico de concentración del poder. A través de las tesis del Estado Plurinacional, es que queremos sugerir una lectura más amplia de los derechos como herramientas que permiten no solo limitar al poder, sino desconcentrarlo.

Redimensionar imagen
Contraste