Publicado por CAPJCENTRAL el

VARIACIONES SOBRE TEMAS DE CARLOS ALCHOURRÓN Y EUGENIO BULYGIN. DERROTABILIDAD, LAGUNAS AXIOLÓGICAS E INTERPRETACIÓN

Riccardo Guastini

Universidad de Génova – Italia

 RESUMEN: 

El trabajo pretende analizar las relaciones entre la derrotabilidad de las normas y las lagunas axiológicas desde la perspectiva de una teoría realista de la interpretación. Algunos ejemplos muestran que los dos conceptos denotan fenómenos que se presentan a lo largo del proceso de interpretación y que dependen de las estrategias interpretativas de los juristas. El análisis de los ejemplos permite desprender algunas conclusiones: entre otras, la siguientes: 

1. La derrotabilidad no es una propiedad objetiva de las normas, antecedente a toda interpretación: por el contrario, es una de sus posibles consecuencias, es el resultado de una operación interpretativa (en particular, de una interpretación no literal, sino restrictiva, por medio de la cual se crean excepciones implícitas). 

2. Al derrotar una norma se excluyen de su alcance algunos supuestos (que, sin embargo, de acuerdo con una distinta interpretación sí estarían reglados por la norma); si dichos supuestos no resultan reglados por otra norma del sistema, el sistema está lagunoso; entonces, la derrota produce una laguna. 

3. Dicha laguna puede ser considerada axiólogica o normativa desde perspectivas interpretativas diferentes. Es decir, no se pueden distinguir las lagunas normativas de las lagunas axiológicas independientemente de la interpretación. Entonces incluso las lagunas normativas son variables dependientes de la interpretación: según una interpretación determinada hay una laguna normativa, mientras que según otra interpretación esta laguna milagrosamente desaparece, no subsiste en tanto laguna normativa, y entonces se convierte en laguna axio-lógica. 

4. La derrotabilidad de las normas y las lagunas axiológicas dependen no de la presencia, en el sistema jurídico, de principios, como suponen algunos autores, sino de las valoraciones de los intérpretes, que a menudo toman la forma de «teorías» jurídicas o tesis dogmáticas: algo construido por los juristas antes e independientemente de la interpretación de uno u otro enunciado normativo específico. 

PALABRAS CLAVE: 

Derrotabilidad de las normas, lagunas axiológicas, teoría realista de la interpretación.

ABSTRACT: 

The paper aims at analysing the relationships between defeasibility of norms and axiological gaps from the standpoint of a skeptical theory of legal interpretation. A number of examples show that the two concepts denote phenomena, which arise along the process of interpretation, and depend on the interpretive strategies of jurists. The analysis of such examples allows for a number of conclusions, such as the following. 

1. Defeasibility is not an objective property of norms, prior to interpretation; on the contrary, it is one of the possible consequences of interpretation – it is the result of a particular interpretive act (viz., a non-literal, restrictive interpretation through which implicit exceptions are created). 

2. By defeating a norm, interpreters exclude from its domain of application certain facts, (which according to a different interpretation would be included). Whenever such facts are not regulated by other valid norms, there is a gap in the legal system. Thus, the defeat produces a gap. 

3. Such a gap may be considered either normative or axiological from different interpretive standpoints. This means that one cannot distinguish between normative and axiological gaps independently of interpretation. As a consequence, even normative gaps depend on interpretation: according to a certain interpretation, a normative gap exists, while according to a different interpretation this gap disappears, does not exist as a normative gap, and, therefore, it converts itself in axiological. 

4. Defeasibility of norms and axiological gaps do not depend on the existence of principles (as many author maintained), they simply depend on interpreters’ evaluations, which often appear under the clothes of legal theories or dogmatic theses built up by jurists before and independently of the interpretation of any particular legal text. 

KEYWORDS: 

Defeasibility of norms, axiological gaps, the sceptical theory of legal interpretation.

1. Introducción 

Lo que quiero hacer en estas pocas páginas es intentar conectar sistemáticamente dos ideas que se encuentran en la teoría del Derecho de C. Alchourrón y E. Bulygin -la de laguna axiológica y la de derrotabilidad de las normas- con una teoría realista de la interpretación3. 

1. 1. Laguna axiológica. Una laguna axiológica es una situación en la cual un cierto supuesto de hecho sí está reglado por una norma, pero -según la opinión del intérprete- está reglado de forma axiológicamente inadecuada […], porque el legislador no tuvo en cuenta una distinción que debería haber tomado en cuenta. Se supone que el legislador no ha tenido en cuenta la distinción en cuestión por no haberla previsto y que, de haberla considerado, hubiera dado una solución diferente al supuesto de que se trata.

Dicho de otra forma, una laguna axiológica no es un caso sin solución, sino más bien un caso con una mala solución 5. Evidentemente, la laguna aquí no consiste en la falta de una norma sin más. Lo que falta no es una norma que regule el supuesto en cuestión, porque ese supuesto en efecto está reglado (de no ser así, habría una laguna no axiológica, sino normativa). Lo que falta es una norma satisfactoria o justa y, más precisamente, una norma diferenciadora, es decir una norma que regule de forma distinta un supuesto que al intérprete le parece distinto6. 

1. 2. Derrotabilidad de las normas. Cualquier norma jurídica puede ser reconstruida como un enunciado condicional: Si H, entonces J, donde el antecedente denota un clase de supuestos de hecho y el consecuente denota una clase de consecuencias jurídicas (tales como: obligaciones, permisiones, prohibiciones, sanciones, validez o invalidez de actos, etc.7. 

Ahora bien, muchas (sino todas) la formulaciones normativas [que se encuentran en un ordenamiento jurídico] son derrotables, esto es, poseen usualmente excepciones implícitas, existen circunstancias que derrotan la norma aunque ellas no están explícitamente enunciadas8, circunstancias que desplazan la obligación, aunque no estén formuladas expresamente9. La derrotabilidad implica dos consecuencias muy importantes. En primer lugar, para el condicional superable [i. e., derrotable] no vale la ley del refuerzo del condicional […]. En segundo lugar, tampoco vale la ley del modus ponens10. 

Dicho de otra forma, una norma derrotable es una norma sujeta a excepciones implícitas que no pueden ser enumeradas exhaustivamente de antemano, de manera que no es posible precisar por anticipado las circunstancias que operan como genuina condición suficiente de su aplicación11. 

Para mostrar la conexión entre lagunas axiológicas, derrotabilidad, e interpretación vamos a ver unos ejemplos ficticios (aunque no completamente ficticios). 

2. Algunos ejemplos 

2. 1. Primer ejemplo. En una república con constitución rígida, forma parlamentaria de gobierno, y control concentrado a posteriori sobre la constitucionalidad de las leyes, una disposición constitucional establece: El Presidente de la República puede oponer su veto a la promulgación de las leyes

¿A cuáles leyes se refiere esta disposición? Según la interpretación literal, a cualquier ley, porque el texto no distingue de ninguna forma entre leyes de tipos diferentes. 

Ahora, imaginemos un jurista que argumenta más o menos de la manera siguiente: 

a) Cabe distinguir entre dos tipos de leyes: por un lado, las leyes ordinarias; por otro lado, las leyes de revisión constitucional (esto es lo que, en teoría de la interpretación, se llama la técnica de la disociación). 

b) En el ordenamiento vigente (gobierno parlamentario) el Presidente de la República no es el jefe del poder ejecutivo, sino un poder neutro -algo como el pouvoir neutre de B. Constant- que tiene funciones no políticas, sino sólo de garantía de la constitución (esta, nótese, es una tesis no estrictamente interpretativa, sino dogmática: una tesis de teoría constitucional, si se quiere decirlo así). 

c) La función del veto presidencial es la de permitir al Presidente un control previo (distinto de lo del Tribunal Constitucional, que es sucesivo) sobre la constitucionalidad de las leyes; en particular, el Presidente tiene el poder de oponer su veto frente a leyes cuya inconstitucionalidad es evidente (esta es una tesis dogmático-interpretativa sobre la ratio legis, o sea sobre la finalidad de la disposición que se comenta). 

d) Por otro lado, un problema de constitucionalidad sólo puede presentarse con respecto a las leyes ordinarias: una ley de revisión constitucional nunca puede ser inconstitucional (excepto por razones formales), porque las leyes de revisión consisten precisamente en un cambio del texto constitucional. Las leyes de revisión, se podría decir, siempre, por definición, son inconstitucionales, pero están autorizadas a serlo (esta 

tesis se sigue analíticamente desde el concepto común de revisión constitucional). 

e) Entonces, la disposición constitucional de que se trata debe ser interpretada en el sentido que se refiere sólo a las leyes ordinarias, no a las leyes de revisión (esta es una primera conclusión interpretativa, que se sigue de la disociación combinada con unas tesis dogmáticas). 

f) La constitución no dice nada en absoluto sobre el poder presidencial de veto en relación con las leyes de revisión (se trata de una segunda conclusión interpretativa que, como la precedente, se sigue de la disociación y de la dogmática constitucional). 

g) Por consecuencia, el Presidente de la República no tiene el poder de oponer su veto a las leyes de revisión (esta es una segunda conclusión interpretativa, en sentido amplio, extraída a contrario a partir del silencio del texto constitucional: inclusio unius est exclusio alterius). 

 

Redimensionar imagen
Contraste